El pasado sismo demostró que por más adelantos, tecnología y vigilancia, los embates de la naturaleza son acontecimientos difíciles de predecir. Hace alrededor de 100 años que en Puerto Rico no ocurría un terremoto como el ocurrido el 7 de enero de 2020. La ansiedad es uno de los sentimientos humanos que se apodera de la ciudadanía, en especial si el siniestro ocurre mientras estamos manejando un vehículo de motor.

Cada situación es un espacio para aprender, por eso es importante ponderar todos los panoramas en los cuales la vida puede estar a riesgo. En este caso ofreceremos algunos consejos sobre cómo reaccional al momento de que suceda un sismo mientras manejas.

•Calma- mantener la calma es clave ante cualquier evento es esencial. De esta forma, evitamos reaccionar con impulsividad y evitamos accidentes posteriores.

•¿Es en realidad un temblor? – cuando tiene un menor movimiento telúrico es difícil identificar, sin embargo, si nota que pierde el control del auto por movimientos en las vías definitivo es un terremoto.

•Bájale al acelerador- disminuye la velocidad hasta lograr detener el auto en un área segura mientras pasa el mismo. Recuerda siempre poner las luces intermitentes para que los demás vehículos sepan que hay una situación de emergencia.

•Detente en zonas seguras- no estacione el vehículo cerca de postes del tendido eléctrico, bajo un puente peatonal o vehicular; cerca de edificios de más de cinco pisos.

•¿Te quedas o te sales? – este es uno de los dilemas si decides quedarte en el vehículo recuerda colocarte en posición fetal en el asiento. Si optas por salir del auto te reúnes en el punto donde haya más personas o colocarse en el conocido triángulo de vida.

Seguridad es la clave para sobrevivir cualquier embate de la naturaleza. Siempre recuerda tomas las medidas de seguridad ofrecidas por las agencias de emergencias pertinentes. Maneja Seguro porque en Calesa Toyota ¡Somos Familia!