Fiesta, algarabía y zandunga es el ambiente durante las navidades Boricuas. Atrás quedaron las dietas y el régimen de ejercicios. La orden del día son lechón, pasteles, alguna bebida artesanal, así como algunas otras creaciones típicas de la época. Pasarlo bien en familia o con personas que den sentido a la vida es importante, sin embargo, todo se debe hacer con moderación.

Durante estas fiestas, los accidentes automovilísticos aumentan, por lo que mantener el control es importante. Según datos recientes, presentados por la Comisión para la Seguridad en el Tránsito, con una muestra de 500 personas entre hombres y mujeres, el 42.4% indicó haber consumido bebidas alcohólicas en algún momento. En otra parte del estudio se destaca que uno de cada diez participantes (12.4%) reflejó haber conducido un vehículo después de consumir bebidas alcohólicas durante los últimos 30 días. Durante este año el 50% de las muertes por accidentes de tránsito fueron a causa de conductores ebrios.

Estos datos nos sirven para tomar conciencia y recordar que cada persona tiene el control de sus actos. Para entender un poco mejor los efectos del alcohol, es vital que conozca como el cuerpo cambia al consumir bebidas alcohólicas. Algunos son:

-Disminuyen las funciones visuales
-Reduce la coordinación causando problemas para manejar y controlar los reflejos al volante
-Altera la percepción de las cosas, no puede controlar la velocidad.
-Puede causar pérdida de memoria a corto plazo
-Disminuye la capacidad para reducir velocidad y frenar
-Deterioro en el procesamiento necesario de la información visual y auditiva

En Calesa Toyota sabemos que en la vida hay que sacar tiempo para divertirse pero lo más importante es que llegues seguro a tu hogar. Recomendamos tomar las debidas precauciones y pasar la llave para evitar accidentes.